Cómo arreglar los desperfectos de la carcoma

Agujeros de carcoma

Uno de los mayores enemigos de la madera es la carcoma, esos incómodos bichitos que se alimentan de la madera y hacen auténticos túneles en los muebles. Si en un mueble o una habitación hay mucha carcoma puede llegar a escucharse el ruido que hacen al roer. La carcoma es más habitual en zonas húmedas, en sótanos o en casas en zonas costeras. ¿Cómo actuar en este caso?

A la hora de restaurar muebles es fundamental asegurarse de que no hay ni rastro de carcoma. Detectarlo es muy fácil porque en el mueble seguro que habrá una serie de pequeños agujeros, la presencia de estos no significa que actualmente haya bichos pero es la prueba de que alguna vez sí que hubo. También hay que asegurarse de que el daño no sea tan grande que el mueble sea irrecuperable.

Nosotras para asegurarnos siempre llevamos los muebles a darles un tratamiento que no solo elimina la posible carcoma que tenga sino que asegura que no vuelva a tener incómodos inquilinos y te dan un certificado que lo garantiza. Es algo fundamental.

Pero una vez libre de bichos ¿qué hacer con el rastro que han dejado?

 

Agujeros de carcoma
La carcoma hace auténticas galerías en los muebles y esos agujeros son la señal.

 

Una opción es hacer una pasta con serrín y cola y rellenar los agujeros, es un método rápido pero tiene un problema, el serrín no se tiñe y si quieres darle un aspecto distinto al mueble, se van a notar las zonas que han sido reparadas.

El método que nosotras usamos es más laborioso pero el resultado es mejor si quieres teñir o pintar la madera. ¿Qué materiales necesitamos? Palillos de madera (de los redondos), cola, un martillo, un alicate de corte y papel de lija. Y ahora, el paso a paso:

  1. Introducimos un palillo en el agujero que hay que rellenar para comprobar la profundidad, pero ojo no cortes aún el palillo al ras, deja un poco de margen porque posiblemente el agujero sea más profundo de lo que parece. Recuerda que la carcoma hace auténticas galerías.

    Introduce el palillo en el agujero de carcoma
    Al introducir el palillo verás la profundidad del agujero pero ojo no cortes el palillo al ras.
  2. Después saca el palillo e imprégnalo con la cola y vuelve a meterlo en el agujero.
    Inserta el palillo impregnado en cola.
  3. Ahora corta con el alicate el palillo que sobresalga y usa el martillo para asegurarte de que entra del todo.
    Corta el palillo sobrante
    Usa el alicate de corte para cortar el palillo sobrante

    Una vez metas el palillo con la cola presiona con el martillo
    Puede que al darle con el martillo el palillo entre más si el agujero es mucho más profundo.
  4. Seguramente aún queda un poco por fuera, es el momento de usar la lija para que quede totalmente liso.
Lija el sobrante para un resultado liso y perfecto.
Lija el sobrante para un resultado liso y perfecto.

Y voilà, el resultado final listo para dar una nueva oportunidad al mueble.

Resultado final tras arreglar los agujeros de carcoma.
Resultado final tras arreglar los agujeros de carcoma.

Aquí podéis ver algunas de las butacas que hemos restaurado:

La butaca gris y rosa

La butaca art déco

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *